Valor añadido “tormenta” Thomas y Eleonora

Nada más llegar al lugar de la sesión y hacer las presentaciones, hablaba con Thomas sobre el tiempo, comentábamos que estaba bastante despejado, hacía un sol radiante y la temperatura era buena, comenzamos la sesión a un ritmo pausado sin pensar en nada más.

thomas-y-eleonora-septiembre2016-7-de-20

Poco a poco, el viento empezó a cambiar y la temperatura bajaba, se apreciaba una tormenta muy lejos, algo que en principio no nos preocupó ya que parecía que teníamos bastante tiempo y bueno, estaba todo bastante pensado, así que continuamos con las fotos.

thomas-y-eleonora-septiembre2016-8-de-20

Al cabo de unos minutos Victoria me avisó de que la tormenta estaba acercándose muy rápido, entonces empezamos a darnos más prisa, había que acabar y todavía quedaban bastantes fotos por hacer. Seguidamente, bajamos a pié de playa, donde, con una visión más amplia, vimos que ya teníamos la tormenta encima.

En ese momento teníamos que decidir si continuar con la sesión o cancelarla, el equipo es nuestra herramienta de trabajo y hay que cuidarlo muchísimo. Después e un minuto deliberando, empezaron a caer pequeñas gotas, pero al mirar al final del espigón, no nos quedó más remedio que aprovechar ese impactante decorado, y así lo hicimos.

Decidimos arriesgarnos..

thomas-y-eleonora-septiembre2016-17-de-20

Y tuvimos la recompensa.

thomas-y-eleonora-septiembre2016-14-de-20

thomas-y-eleonora-septiembre2016-16-de-20

Ya empezaba a llover más fuerte y entonces decidimos refugiarnos en un local a pié de playa, donde entraba el aire y la lluvia pero era mejor que nada.

thomas-y-eleonora-septiembre2016-1-de-1

Lo mejor de este trabajo es que nunca sabes que te puedes encontrar, siempre surgen imprevistos y la manera de afrontarlos marcan la diferencia, en este caso, continuamos con la sesión en el mismo bar que, aún que no se aprecie, entraba agua y viento por todos sitios, pero al final dio lugar a unas fotografiáis que en lo personal me fascinan.

thomas-y-eleonora-septiembre2016-19-de-20

La verdad es que el resultado no podía ser mejor, intentamos aprovechar lo que teníamos de la mejor forma y nos gusta mucho el resultado, solo queremos añadir que nada hubiera sido posible si Thomas y Eleonora, mostrando una naturalidad, dinamismo y elegancia que pocas veces encuentras.

Angel y Victoria.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s